Libros

“Ante ciertos libros, uno se pregunta: ¿quién los leerá? Y ante ciertas personas uno se pregunta: ¿qué leerán? Y al fin, libros y personas se encuentran”. André Gide.

Desde niña he escuchado y vivido en carne propia tanto sobre el prestar o no los libros, y confieso que nunca estuve de acuerdo, aquello de “tonto el que presta un libro y más tonto quien lo regresa”. Confieso de una vez que así perdí muchos libros y que, por el contrario, no me hice de ninguno, muy probablemente porque creo que en muchos casos, un valor agregado del libro es que alguien me lo recomiende y preste.

Share

Deja un comentario